Hematoma: colgajo de oreja de perro hinchado y cómo tratarlo

Autor de contacto

Uno de los problemas de oído más comunes para los perros son las orejeras hinchadas, también llamadas hematomas auditivos o de oído.

Los hematomas del oído pueden ser muy dolorosos. Causan que el colgajo de la oreja se hinche con sangre y, si no se trata, puede provocar una deformación permanente de la oreja.

  • ¿Qué es el hematoma de oído? ¿Qué lo causa y cómo se trata?

Responderemos todas estas preguntas a continuación.

¿Qué es un hematoma?

Un hematoma se desarrolla después de que se rompe un vaso sanguíneo. La sangre sale del vaso roto y se acumula en el oído, lo que provoca inflamación.

La hinchazón siempre ocurre en el pinna o la parte flexible de la oreja del perro. La acumulación de sangre puede parecerse a una gran ampolla de sangre.

Hay varios signos de que su perro sufre de un hematoma auditivo.

  • Oreja hinchada e hinchada. La hinchazón siempre ocurrirá en la orejera del perro. Puede parecer un globo pequeño.
  • Cálido y suave. El área inflamada normalmente estará tibia y suave porque contiene sangre.
  • Sacudida. Su perro frecuentemente sacudirá la cabeza.
  • Frotamiento. Su perro se frotará la oreja porque le duele.
  • Color rojo. La orejera estará rojiza.
  • Inclinación. Tu perro comenzará a inclinar obsesivamente la cabeza hacia un lado.
  • Agresión. Su perro puede actuar agresivamente cuando toca el colgajo de la oreja hinchado.

El hematoma puede desarrollarse cuando

Porque¿Por qué?
LesiónCuando los perros pelean o juegan, se puede romper un vaso sanguíneo en el oído.
Temblor excesivoUn perro que sacude la cabeza vigorosamente podría causar un hematoma.
PicorLa picazón que hace que un perro se rasque a menudo podría provocar la ruptura de un vaso sanguíneo.
Ácaros de oídoLas mordeduras de los ácaros pueden infectarse y picar, lo que puede hacer que un perro se rasque la oreja y rompa un vaso sanguíneo.

No hay remedio casero para un hematoma de oído. Una vez que sospeche que su perro sufre de uno, llévelo a un veterinario. Él o ella lo va a tratar de una o varias de las siguientes maneras:

  • Incisa la piel. Harán una incisión y drenarán la sangre que se ha acumulado en el oído. Después de drenar la sangre, el veterinario coserá la oreja. Este procedimiento es muy simple y toma solo unos minutos en completarse.
  • Cirugía. El veterinario puede realizar una cirugía en el oído afectado. Durante la cirugía, el veterinario abrirá el oído y drenará toda la sangre. Después de esto, la oreja será vendada y se le permitirá sanar.
  • Saca el fluido. También se puede usar una jeringa simple para extraer todo el líquido y la sangre del hematoma. Los veterinarios suelen utilizar esta opción de tratamiento para los hematomas que son muy viejos y pequeños.

NOTA : Si un hematoma de oreja no se trata adecuadamente, puede reaparecer y desfigurar permanentemente la oreja del perro.

Prevención

Puede evitar que se desarrolle hematoma siguiendo estos consejos:

  • Vigila a tu perro. Una de las principales causas del hematoma del oído es la lucha o el juego violento. Si puede evitar que su perro se involucre en estas cosas, puede evitar que se lastime.
  • Esté atento a la infección. Evite que su perro sacuda o se rasque la cabeza al observar signos de infección o ácaros. Una vez que vea a su perro sacudiendo la cabeza, busque un diagnóstico y tratamiento.
Etiquetas:  Aves Caballos Gatos