Cómo cuidar a un perro cojo en casa

Hay muchas razones por las que los perros pueden cojear, desde problemas menores como una espina en la pata hasta problemas más serios como articulaciones rotas o dislocadas. En los perros, los ligamentos, tendones o músculos distendidos o desgarrados son las causas más comunes de cojera. En algunos casos, las cojeras se deben a lesiones sufridas en accidentes o traumatismos que requieren tratamiento veterinario de urgencia.

Si tu perro comienza a cojear sin motivo aparente y esto dura más de uno o dos días, es hora de visitar al veterinario. Mientras tanto, descubra cómo cuidar a su perro cojo en casa con algunos remedios caseros seguros.

Cómo cuidar a un perro cojo en casa

Si bien algunas cojeras desaparecerán por sí solas, siempre es una buena idea llamar a su veterinario antes de descubrir cómo tratar a un perro que cojea en casa.

Si sospecha un esguince, distensión, artritis u otro problema menor, el reposo y la medicación serán los primeros pasos del tratamiento para disminuir el dolor y la inflamación. El alivio del dolor por vía oral o tópica puede ayudar en el hogar, pero es crucial asegurarse primero de que cada método sea seguro para los perros.

1. Hable con su veterinario sobre analgésicos seguros

¿Qué le puedo dar a mi perro para la cojera? Al aprender a tratar a un perro que cojea en casa, es posible que sienta curiosidad por saber si podría darle a su perro un analgésico humano. Desafortunadamente, la respuesta es no. En general, muchos analgésicos humanos son peligrosos para los perros, en particular los AINE de venta libre como el ibuprofeno y la aspirina.

La amantadina, sin embargo, es uno de los analgésicos más seguros para perros y puede reducir eficazmente las molestias y la hinchazón. Puede obtener una receta de su veterinario.

Hable con su veterinario acerca de una crema tópica

Para reducir la hinchazón, sumerja suavemente la pata y el pie de su perro en agua tibia que contenga sales de Epsom.El movimiento del agua ayudará a promover la curación al mejorar la circulación. Después de usar una toalla para secarla suavemente, aplique un poco de pomada antibiótica en la pierna. Las cremas que contienen neomicina o bacitracina pueden ser buenas opciones para las cremas antibióticas para perros. Debe hablar con su veterinario antes de usar cualquiera de estos.

La aplicación de bolsas de hielo en el área durante 15 minutos dos veces al día en la pata coja también puede ser muy eficaz si su perro tiene hinchazón provocada por un esguince, un hematoma o una tendinitis.

¿Cómo puedo consolar a mi perro en el dolor?

Si le das a tu perro un sofá o una cama suaves cubiertos con mantas acogedoras, puedes garantizar su máximo nivel de comodidad. Dale a tu perro mucho mimo y atención, así como su comida y juguetes preferidos.

Sin embargo, es posible que desee evitar darle demasiadas golosinas para mantener a su perro lo más saludable posible mientras sana; recuerde darle una dieta balanceada. Y por mucho que quiera salir a caminar, puede ser mejor mantener el ejercicio al mínimo durante un par de días mientras se enfoca en reducir el dolor y la inflamación.

¿Cómo puede saber si la cojera de su perro es grave?

Llame a su veterinario o vaya al veterinario de emergencia más cercano si la cojera no comienza a desaparecer por sí sola en unos días, empeora o se acompaña de lloriqueos o aullidos. El dolor de su perro puede ser diagnosticado y tratado de manera más efectiva por un veterinario porque tiene la educación y la experiencia necesarias para hacerlo.

Pensamientos finales

Si notas que tu perro cojea en una o más de sus patas sin motivo aparente, puede deberse a algo menor, como una espina clavada en la pata o un esguince muscular menor.

Si bien un esguince es más grave que una simple distensión, la mayoría de los perros se recuperan por completo de una pierna torcida. Si está preocupado por la gravedad de su cojera, no dude en llamar a su veterinario para que le aconseje. De lo contrario, sigue estos consejos para aprender a tratar a un perro que cojea en casa haciéndolo sentir cómodo y reduciendo el dolor y la inflamación con métodos seguros.

Posiblemente, el mayor desafío que podría enfrentar como dueño de una mascota es convencer a su perro de que se lo tome con calma durante algunas semanas mientras se recupera.

Fuentes y lecturas adicionales

  • ¿Qué le puedes dar a un perro para el dolor? | PetMD
    La Dra. Amanda Simonson habla sobre si los analgésicos humanos son seguros para los perros y si son opciones seguras para ayudar a su perro con el dolor.
  • Primeros auxilios para perros cojos | Hospital de animales VCA
    Aunque la mayoría de los cojos necesitan atención veterinaria, hay algunas medidas de primeros auxilios que puedes realizar en casa si tu perro cojea.

Este artículo es preciso y fiel al leal saber y entender del autor. No pretende sustituir el diagnóstico, pronóstico, tratamiento, prescripción o asesoramiento formal e individualizado de un profesional médico veterinario. Los animales que muestren signos y síntomas de angustia deben ser vistos por un veterinario de inmediato.

Etiquetas:  Artículo Fauna silvestre Roedores