¿Que clase de perro debería escoger? 10 mejores razas de perros para vivir en apartamentos

Autor de contacto

¿Qué hace que un buen apartamento sea una raza de perros?

La vida urbana y suburbana trae luchas nuevas y únicas a la propiedad de mascotas, especialmente para aquellos que eligen vivir en un apartamento. Hay algunas características importantes a tener en cuenta al elegir una buena raza de perro para vivir en un apartamento.

  • Amabilidad. Deben poder llevarse bien con sus vecinos, tanto humanos como caninos. Algunos dueños de perros también pueden tener que compartir un edificio con niños pequeños o ancianos, por lo que los perros bobos o temperamentales pueden no ser una buena opción. Las razas relajadas que se socializan a una edad temprana son ideales para vivir en un apartamento.
  • Volumen. Los buenos perros de departamento no pueden despertar a los otros residentes. Los sabuesos y las razas típicas de perros guardianes pueden ser una primera opción instintiva, pero una ciudad bulliciosa llena de extraños puede desconcertar a su perro y sus aullidos y ladridos amenazantes pueden levantar banderas con sus compañeros inquilinos. Con tanta gente yendo y viniendo, tendrás que encontrar un perro que pueda usarla dentro de la corteza.
  • Energía. Los perros altamente enérgicos pueden ser muy divertidos, pero su necesidad de ejercicio y atención constante puede ser una tensión si no tienes un estilo de vida activo. Los perros que son naturalmente de alta energía también pueden ser destructivos si se dejan solos en espacios pequeños durante un largo período de tiempo, como cuando estás en el trabajo.
  • Tamaño. Si bien no todos los perros pequeños son perros perfectos para apartamentos, las razas de menor estatura tienden a adaptarse más fácilmente a lo que puede ser un estilo de vida estrecho. Las razas grandes necesitan más espacio para sus marcos grandes y pueden causar estragos más fácilmente cuando no estás en casa.

10 mejores razas de perros para vivir en apartamentos

  1. Caniche
  2. Havanese
  3. Bulldog inglés
  4. Crestado Chino
  5. maltés
  6. Shih Tzu
  7. Galgo
  8. Doguillo
  9. Coton de Tulear
  10. Perro tejonero

1. Caniche

Su naturaleza elegante y su aspecto regio han llamado la atención de muchos admiradores durante años, pero los caniches son mucho más que una cara bonita. The Poodle tiene la combinación perfecta de cualidades para ser la raza ideal de apartamentos. Originalmente fueron criados en Alemania para ser recuperadores de agua, y desde entonces han conservado muchas cualidades deseables de su colorida historia. Son perros muy cariñosos, no solo con sus dueños sino también con extraños. Los poodles también son increíblemente inteligentes, ocupando el segundo lugar después del Border Collie en muchas pruebas de obediencia.

Al igual que muchos en esta lista, el Caniche requiere mucha atención de su propietario y mucho tiempo de separación puede estresar a esta raza. También tienen una necesidad moderada de ejercicio, pero pueden satisfacerse fácilmente con una caminata feliz en un parque para perros. No hay duda de que un Poodle bien entrenado atraerá la atención de todos los que conozcas.

2. Havanese

El juguetón Havanese es una raza algo oscura, pero que estará en tu corazón tan pronto como los conozcas. Son increíblemente juguetones y afectuosos, y su amabilidad los hace excelentes para vivir en apartamentos. No son particularmente tranquilos, pero no se deben al nerviosismo, sino a un deseo casi insaciable de complacer a sus dueños. A pesar de esto, juegan bien con los niños y se adaptan bien a casi cualquier situación de vida.

Lo que hace que el Havanese sea tan perfecto para vivir en un apartamento es su combinación única de tamaño pequeño, naturaleza cariñosa y amor por sus humanos.

3. Bulldog Inglés

Si bien fueron criados originalmente para conducir ganado y practicar bullbaiting, el bulldog que amamos y conocemos hoy no es una criatura feroz. En cambio, estos perros son compañeros adorables que están bien adaptados para vivir en un apartamento. Los bulldogs ingleses de hoy son muy queridos por su encantadora personalidad y su andar torpe.

Se sabe que son buenos con los niños y felices de conocer extraños, por lo que no deberían ser un problema si tienes muchos vecinos amigables. El bulldog a menudo es una raza de mascota común, por lo que esto puede ser una ventaja si vives en una ciudad universitaria o eres un fanático de los deportes.

4. Crestado Chino

Aunque no es para todos, los chinos con cresta son un compañero increíblemente leal. Estos perros cariñosos tienen una cara que solo una madre podría amar, pero lo compensan con su personalidad. El crestado chino viene en dos variantes principales de pelaje: el sin pelo normal y el Powderpuff recesivo y acertadamente llamado.

Los crestados no son muy aficionados a los extraños y pueden ser un poco nerviosos cuando están nerviosos, por lo que no son la mejor opción para las personas que viven cerca de niños. Sin embargo, si estás buscando una raza altamente cariñosa que estará feliz de holgazanear todo el día debajo de las sábanas, has conocido a tu pareja con este perro de apartamento.

5. maltés

Los malteses tienen una personalidad que se describe mejor como mucho más grande que ellos. Si bien generalmente son una raza bien educada, los malteses tienden a olvidar su pequeña estatura cuando se encuentran con otros perros y, por lo tanto, requieren supervisión cuando se encuentran cerca de otros caninos. Sin embargo, aman la atención de las personas y responden bien a la capacitación. Son criaturas gentiles con un paso casi real y rápidamente encantarán a cualquier humano que encuentren.

Su característica más llamativa es, por supuesto, su impresionante bata blanca. No se desprenden, lo que los hace excelentes para las personas con alergias, pero la preparación puede convertirse en un problema si no se controla.

6. Shih Tzu

Hay pocos amantes de los perros que puedan resistir el feliz ladrido de un Shih Tzu. Son excelentes perros falderos y excelentes compañeros para los habitantes de los apartamentos. Si bien tienen el potencial de ser divertidos, su capacidad para adaptarse a su entorno y su amistad con extraños los convierten en la mejor opción para quienes viven en espacios pequeños con mucha gente.

Sus hermosos abrigos requieren mucha preparación regular, pero el Shih Tzu es un perro de bajo mantenimiento. Están felices de pasar tiempo contigo en el sofá, pero estos pequeños perros tienden a aumentar de peso. Sin embargo, son muy juguetones, así que mientras estés dispuesto a jugar un juego de buscar y controlar su consumo de alimentos, debes tener un Shih Tzu feliz y saludable.

7. galgo

Si bien el Greyhound puede ser famoso por su legado de carreras, son perros felices y bien adaptados. Esta hermosa raza está secretamente llena de teleadictos; muchos galgos prefieren una siesta en el sofá en lugar de un juego de búsqueda enérgico. Su gracia y encanto les permite adaptarse bien a la vida en apartamento, pero su sensibilidad los hace inadecuados para las personas de la sociedad.

Debido a su gran tamaño y capacidad atlética natural, un galgo requerirá más ejercicio que la mayoría de las razas, pero una caminata rápida será suficiente. Si te preocupa que su tamaño arruine un pequeño apartamento, no lo estés. Su gracia natural y gentileza les permite ser felices en todas las moradas, excepto en las más pequeñas.

8. Pug

Los pugs fueron criados en la antigua China para ser el perro faldero ideal para las familias reales. Si bien muchos pueden no ver su majestuoso atractivo hoy en día, siguen siendo excelentes animales de compañía para las familias que buscan una mascota cariñosa.

Los pugs tienden a tener poca energía y están felices de permanecer acurrucados dentro, por lo que les va bien en familias menos activas. Es posible que tengas que alentar a esta raza de camote para que haga ejercicio. Sin embargo, los pugs carecen de energía, lo compensan con la necesidad. A estos perros les va mejor cuando un miembro de la familia se queda en casa y en realidad solo se ponen furiosos cuando su persona está fuera por largos períodos de tiempo.

9. Coton de Tulear

Estrechamente relacionado tanto con el Bichon Frise como con el Maltés, el Coton de Tulear es una raza cariñosa e inteligente. Sus abrigos largos y sedosos pueden dificultar su limpieza, pero son relativamente saludables y, por lo demás, requieren poco mantenimiento.

El Coton de Tulear, a menudo acortado a "cotons" por los entusiastas, es una raza excepcionalmente amigable que ama a los niños y muchos nunca han conocido a un extraño. Una desventaja de esta raza es su potencial para ser bocado, pero con un entrenamiento constante y temprano, esto se puede evitar fácilmente. Requieren mucha atención y no les va bien estar solos, por lo que el algodón no es una buena raza para aquellos con largas horas de trabajo o que tienen que estar fuera de casa durante mucho tiempo.

10. Dachshund

Los Dachshunds, conocidos cariñosamente como perros Wiener o simplemente "pitos" por sus dueños, pueden ser una adición divertida y lúdica a su familia. Si bien no se acercan fácilmente a los extraños, interactúan bien con los niños y otros perros. Su tamaño pequeño y su buena aceptación son las principales características que los colocan en esta lista.

Uno de los mayores problemas que un propietario de perro salchicha podría enfrentar es su tendencia a aullar o ladrar. Si bien puede ser entrañable para usted, puede ser un problema para sus vecinos. Sin embargo, esto se puede superar con un entrenamiento persistente y muchos juguetes y actividades para ocupar su tiempo. Si se deja solo durante demasiado tiempo, el perro salchicha puede convertirse en una raza destructiva, pero al igual que su nivel de ruido, se puede superar fácilmente.

Etiquetas:  Animales de granja como mascotas Conejos Gatos