Castración química versus castración quirúrgica en perros

La castración de perros machos y la esterilización de perras, junto con la vacunación y la desparasitación, son parte del estándar de oro de la atención veterinaria preventiva.

Pero, ¿la castración es universalmente correcta? ¿Qué implica exactamente el procedimiento? Y, sobre todo, ¿existen alternativas a la castración quirúrgica? Todas estas son preguntas legítimas sobre las que se preguntan muchos dueños de perros.

En este artículo, la veterinaria Dra. Ivana Crnec, veterinaria en ejercicio graduada de la Universidad Sv. La Facultad de Medicina Veterinaria de Kliment Ohridski en Bitola, República de Macedonia, cubrirá lo siguiente:

  • ¿Es la castración la elección correcta?
  • ¿Qué implica la castración quirúrgica?
  • ¿Existen alternativas a la cirugía de castración canina?
  • ¿Qué implica la castración química?
  • Ventajas de la castración química
  • Desventajas de la castración química
  • Castración química versus castración quirúrgica en perros

¿Es la castración la elección correcta?

La respuesta simple es: depende. En los EE. UU., el Reino Unido y Australia, la decisión de castrar a un perro recae en el dueño. Y curiosamente, la mayoría de los dueños deciden que sus perros sean reparados (castrados).

Sin embargo, en ciertos países europeos, como, por ejemplo, Noruega, la castración de perros está legalmente prohibida sin una razón objetiva. La Ley de Bienestar Animal de Noruega establece que la castración es ilegal a menos que sea médicamente necesaria para la salud y el bienestar del perro.

En países donde la castración es legal y depende del dueño, el dueño debe discutir la idea con el veterinario para tomar una decisión informada.

Razones comunes para castrar a un perro

En general, la razón más común para la castración es la eliminación de posibles comportamientos no deseados, como la hiperactividad, la monta, la itinerancia y la agresión no provocada. La castración también previene y disminuye el riesgo de ciertas enfermedades y puede prolongar la vida del perro. Sin embargo, también puede aumentar el riesgo de algunas condiciones médicas.

Por lo tanto, como se mencionó al principio, si la castración es la elección correcta depende de la situación.

¿Qué implica la castración quirúrgica?

La castración quirúrgica, también conocida como castración permanente, incluye la extirpación de las dos gónadas (testículos) en perros machos.

Es un procedimiento relativamente simple y corto que se realiza bajo anestesia general. Aquí, veremos de cerca los diferentes pasos del procedimiento y explicaremos cada uno de ellos.

Paso 1: anestesiar al paciente

El primer paso es anestesiar al perro. Se medirá el peso corporal del perro y se realizarán determinadas pruebas preanestésicas. Esto ayudará al veterinario a determinar la mezcla correcta de medicamentos anestésicos y sus dosis correctas.

Antes de aplicar la anestesia, se sedará al perro para que se calme. Entonces, hay dos formas posibles de lograr la anestesia general: usar agentes inyectables o agentes de inhalación. Por lo general, la anestesia por inhalación es más segura pero también más costosa.

Paso 2: Preparación del Área Quirúrgica

Después de anestesiar al perro, se lo conecta a un equipo de monitoreo y el personal veterinario comienza a preparar el sitio quirúrgico. Esto incluye afeitar el sitio de la incisión.

Luego, se frota el área con una solución desinfectante (con un patrón circular dirigido hacia afuera desde el sitio de la incisión). El área recortada y desinfectada (es decir, esterilizada) es mucho más grande que el sitio real de la incisión para evitar una posible contaminación.

Paso 3: Corte (incisión) de la piel

El área cortada y desinfectada se retira con paños estériles y se hace la incisión (una sola incisión a través de la cual se empujarán ambos testículos) frente al escroto.

Paso 4: Exteriorizar (sacar) los testículos

Una vez que se corta la piel, el veterinario empujará suavemente los testículos a través de la pequeña incisión.

A partir de este momento, la castración puede realizarse de dos formas: abierta o cerrada. En abierto, se corta la membrana (túnica vaginal) de los testículos, lo que permite visualizar las diferentes estructuras. Durante la castración cerrada, la túnica vaginal se deja intacta.

La castración abierta es una opción más segura cuando los vasos sanguíneos son grandes.

Paso 5: Prevención del sangrado

Luego, el veterinario debe asegurarse de que no haya sangrado una vez que se extraigan los testículos. Para ello, colocarán ligaduras o nudos en los vasos sanguíneos que irrigan las gónadas.

Usarán materiales de sutura solubles que son resistentes, pero suaves con los tejidos circundantes y no causan irritaciones.

Para evitar que el nudo se deslice, los cirujanos usan un tipo específico de sutura conocida como "sutura transfixiante.'

Paso 6: sutura de la incisión en la piel

Con los vasos sanguíneos ligados, el veterinario cortará los testículos y los extraerá del cuerpo. Luego, inspeccionarán el área quirúrgica para asegurarse de que no haya sangrado.

Luego, es hora de suturar o cerrar la incisión. La incisión se sutura en dos capas: suturas internas para cerrar los tejidos subcutáneos y luego suturas externas para cerrar la piel.

Paso 7: Comprobación doble del cierre

A pesar de que la incisión es realmente pequeña (generalmente menos de una pulgada de largo), el veterinario la revisará dos veces para asegurarse de que no haya problemas como sangrado o hinchazón.

Debemos tener en cuenta que el sangrado mínimo (en forma de gotas diminutas) es normal. Cierto nivel de hinchazón también es normal, especialmente si el manejo del tejido fue brusco.

Paso 8: Colocación de pegamento tisular en la incisión

Algunos cirujanos ponen una gota de pegamento especial para tejidos encima de la incisión suturada. Esto cubrirá los extremos de las suturas. Si los extremos de la sutura sobresalen, pueden irritar al perro y aumentar las posibilidades de lamer y masticar la herida.A cambio, esto puede resultar en la reapertura de la herida.

Paso 9: Recuperación de la anestesia general

La herida se cierra, se pega, se inspecciona y se limpia, y luego se coloca al perro en la sala de recuperación. En la habitación, será monitoreado de cerca hasta que despierte. Luego, el perro será liberado y los propietarios recibirán instrucciones especiales de cuidado postoperatorio.

Paso 10: Control postoperatorio y retiro de suturas

Entre 10 y 14 días después de la cirugía, el perro regresa a la clínica para un chequeo. Si todo parece estar bien, se quitarán las suturas.

Durante este período de 10 a 14 días, si hay algo sospechoso en la herida, los propietarios deben comunicarse con el veterinario y regresar a la clínica para un control temprano.

¿Existen alternativas a la cirugía de castración canina?

Sí. La alternativa a la castración quirúrgica permanente es la castración química, que, para alivio de muchos dueños de mascotas, es algo que se puede revertir.

¿Qué implica la castración química en perros?

La castración química es un procedimiento rápido y no invasivo en el que se inserta un implante o chip hormonal (Superlorin) debajo de la piel del perro (en la piel suelta en la zona lumbar o en la espalda, debajo del cuello).

El implante contiene una hormona llamada acetato de deslorelina, que actúa como superagonista de GnRH (hormona liberadora de gonadotropina). Una vez insertado, el implante Superlorin libera pequeñas cantidades de deslorelina.

El ingrediente activo, el acetato de deslorelina, imita los efectos de la GnRH natural y controla las hormonas necesarias para la reproducción. Más concretamente, la deslorelina bloquea la síntesis de FSH (hormona estimulante del folículo) y LH (hormona luteinizante).

La disminución de la producción de FSH y LH da como resultado:

  • Reducción del tamaño de los testículos
  • Niveles bajos de testosterona en la sangre.
  • Disminución de la libido
  • Producción inhibida de esperma.

Básicamente, hay dos tipos de implantes hormonales: uno que dura seis meses y otro que dura 12 meses.

Una vez que los implantes liberan toda la deslorelina, se vuelven inactivos y se invierte la castración.

En otras palabras, los testículos recuperan su tamaño normal, los niveles de testosterona en la sangre aumentan, la libido regresa y la producción de esperma ya no se inhibe.

Ventajas de la castración química en perros

Como con cualquier otro procedimiento, la castración química tiene sus ventajas y desventajas. Estas son las ventajas de la castración química.

Un procedimiento no invasivo

La castración química es un procedimiento no invasivo en varios niveles. En primer lugar, no requiere anestesiar al perro (lo cual es una gran ventaja para perros mayores y perros con alto riesgo de anestesia). En segundo lugar, es rápido e indoloro.

Ayuda con el proceso de toma de decisiones

La castración química le da al dueño del perro una idea de los efectos del procedimiento y le permite cambiar de opinión en el camino.

Es decir, si el propietario está considerando el procedimiento para manejar un problema de comportamiento específico, la castración química mostrará si el procedimiento vale la pena. Si elimina el problema, el propietario puede solicitar la castración quirúrgica. Si no es así, no hay necesidad de arreglar al perro.

Desventajas de la castración química

Estas son las desventajas de la castración química.

No es ideal para criar perros.

La castración química no se recomienda para perros reproductores porque no hay una garantía del 100 por ciento de que la capacidad reproductiva y la fertilidad del perro volverán una vez que desaparezcan los efectos del implante.

Posibles efectos secundarios

Al igual que la castración regular, la castración química se asocia con ciertos efectos secundarios no deseados, como un mayor riesgo de aumento de peso y cambios en el pelaje (curiosamente, el pelaje tiende a volverse más esponjoso después de las castraciones).

Además, después de la inserción del implante, el perro puede desarrollar una inflamación local y temporal en el lugar de la inyección.

Dicho esto, debemos señalar que en el pasado, la castración química se realizaba con progesterona (en forma de tabletas o inyecciones). Hoy en día, esta práctica se abandona debido al alto riesgo de efectos secundarios graves como la diabetes mellitus y el cáncer de mama.

¿Qué tipo de castración es adecuada para su perro?

Con todo, la castración quirúrgica es un procedimiento permanente en el que se extirpan las gónadas del perro para lograr la infertilidad y controlar ciertos problemas de comportamiento. Sin embargo, no es una solución universal y no es la elección adecuada para todos los perros.

Dado que muchos dueños de mascotas se arrepienten de haber castrado a sus perros, es recomendable considerar todos los factores e incluso probar la castración química antes de decidir.

Hablar con un veterinario licenciado es vital para tomar una decisión informada basada en los hechos y la situación real (después de todo, cada perro es diferente).

Castración química versus castración quirúrgica

castración químicacastración quirúrgica

Reversible

no reversible

No requiere anestesia

Se requiere anestesia

Bajo costo

Más costoso

No disponible en todas partes

Se lleva a cabo principalmente en todas partes

Video del procedimiento de castración química

Referencias

  • Driancourt MA, Briggs JR. Implantes agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH) para la supresión de la fertilidad en perros machos: una revisión del modo de acción, eficacia, seguridad y usos. Ciencia veterinaria frontal. 2020 agosto
  • Garde, Elena & Pérez, G.E. & Vanderstichel, Raphael & Villa, PFDalla & Serpell, James. . Efectos de la esterilización quirúrgica y química en el comportamiento de perros machos en libertad en Puerto Natales, Chile. Medicina Veterinaria Preventiva.

Este artículo es preciso y fiel al leal saber y entender del autor. No pretende sustituir el diagnóstico, pronóstico, tratamiento, prescripción o asesoramiento formal e individualizado de un profesional médico veterinario. Los animales que muestren signos y síntomas de angustia deben ser vistos por un veterinario de inmediato.

Etiquetas:  Misceláneas Roedores Caballos