Consejos para mantener a tu perro seguro en la playa

Autor de contacto

Cuando la playa va al lado oscuro

Muy bien, ninguna playa es malvada porque quiere serlo. Debido a los ciclos naturales y la contaminación humana, hay ciertos peligros de los que uno debe estar atento. Es necesario un nivel básico de conocimiento de la playa ya que estos divertidos spoilers se aplican tanto a humanos como a mascotas. Tu perro aún puede correr como un personaje de película sobre arena con aroma a coco. No es necesario dejarlo en casa mientras la familia disfruta de un viaje a la playa. Este artículo señalará los peligros, tanto ocultos como de sentido común, para ayudar a prevenir unas vacaciones destruidas por una tragedia de mascotas.

No se permiten perros

Muchos lugares costeros no permiten perros en la playa. Las razones incluyen la higiene: la mayoría de los propietarios no se molestan en recoger a sus perros después de un "baño". Los caninos que se sueltan como maníacos también pueden ser una molestia pública, y algunas áreas han protegido la vida silvestre y las plantas que pueden ser destruidas por las mascotas domésticas. Antes de salir a la playa, verifique de antemano si los perros son bienvenidos. Nunca asuma que están permitidos. En ciertos lugares, los propietarios pueden enfrentar fuertes multas por violar la ley.

Una bolsa de perrito

Considere llevar los siguientes artículos relacionados con la seguridad:

  • Agua embotellada y tazón
  • Correa o arnés
  • Un botiquín básico de primeros auxilios que puede incluir tijeras afiladas, un vendaje, una toalla, un antiséptico seguro, medicamentos para la alergia obtenidos de un veterinario, un hocico (algunos perros se convierten en mordedores de miedo cuando se lesionan)

Recuerde siempre que cuando un perro se lastima gravemente, se enferma o se traga algo cuestionable, debe ir directamente al veterinario. Los objetos misteriosos que los perros tragan en la playa son particularmente letales.

Cuidado con la basura

Amenazas relacionadas con humanos

Los pescadores pueden arrojar accidentalmente, y no tan accidentalmente, anzuelos, carnada y los restos de una captura limpiados allí mismo en la playa. El peligro de los anzuelos es grande. Además del riesgo de pisar uno, huelen a pescado y a menudo retienen restos de cebo orgánico. Esto podría resultar irresistible y hacer que un perro se trague la pieza afilada de metal. Esta amenaza dolorosa limita con lo fatal y el animal debe ser llevado a un veterinario para evitar perforaciones intestinales. Para mantener a su perro seguro, también busque trozos de cebo o pescado limpio. Los perros se enferman cuando comen algo que se descompone al sol durante días, pero los "bocadillos" relacionados con el mar pueden ser particularmente peligrosos.

Los riesgos de seguridad adicionales incluyen:

  • Objetos peligrosos escondidos en la arena: vidrios rotos, artículos oxidados, agujas de jeringas, artículos personales perdidos por los visitantes, un cigarrillo humeante
  • Opciones visibles y atractivas para su perro: envoltorios de comida, plástico, huesos desechados de la comida rápida de alguien, por nombrar solo algunos.

Amenazas de otros perros

Aquí, el problema puede ser directo (agresión perro a perro) o indirecto (enfermedad que otros perros dejan en la playa). Desafortunadamente, algunos propietarios llevan mascotas agresivas y, lo que es peor, les permiten correr libremente. La mayoría de los perros que visitan la playa son bastante socializados, pero aun así, esté atento a los problemas.

Es un hecho que los perros hacen sus negocios en la playa. Los propietarios responsables recogen después de sus mascotas, pero pocos realmente pueden limpiar después de la orina. Los perros enfermos pueden arrojar enfermedades graves como el parvovirus y el moquillo, dos condiciones dolorosas y mortales que pueden sobrevivir en la arena durante bastante tiempo. Existen vacunas preventivas para ambos, pero a veces el moquillo se manifiesta en perros que están al día con sus vacunas.

Animales peligrosos

Peligros naturales

Cada playa es diferente, pero aquí están las cosas generales que uno puede esperar:

  • Los restos de criaturas del mar muerto. Al igual que el cebo y los callos de pescado limpios, los cuerpos lavados naturalmente también pueden descomponerse durante días y enfermar a un perro
  • Cuidado con los lugares frecuentados por medusas. Las botellas azules, en particular, son abundantes y vienen con un aguijón terrible. Tienen tendencia a lavarse en grandes cantidades y aún pueden golpear las patas y la nariz curiosa de un perro
  • Fuertes olas y mareas altas. No permita que su perro entre al agua. Además de pisar objetos afilados, esquivar gelatinas, las corrientes pueden agarrar a un perro y las olas pueden causar infecciones en los ojos y los oídos.
  • Checa el clima. La insolación es un problema para perros activos como Border Collies o razas más pequeñas que tienden a sobrecalentarse

Buenas precauciones, buenos tiempos

La idea de visitar la playa con tu perro no tiene por qué ser aterradora. Todas estas amenazas en una página parecen ser muchas, pero algunas personas van a la playa con sus mascotas y nunca encuentran un problema. En pocas palabras, prepárese de antemano: vacunas, saber exactamente dónde está el veterinario local y una correa. Este último permite un mejor control sobre la seguridad del perro. Disfrute de su tiempo en la orilla, solo esté atento a cualquier cosa que pueda representar un peligro. Luego, libere la piel, el cabello y las patas de arena y sal de su mascota. Además, limpie las orejas y los ojos. Puede tener muchas visitas felices a la playa y llevar a su mejor amigo. Todo lo que necesitas son algunas medidas simples y un buen ojo.

Etiquetas:  Fauna silvestre Reptiles y anfibios Mascotas exoticas