Gatos de Maine Coon: los propietarios de problemas de salud deben saber

Autor de contacto

¿Qué aspecto tiene un gato Maine Coon?

Problemas de salud a tener en cuenta en su Maine Coon

El gato Maine Coon es una de las razas naturales más antiguas de América del Norte y generalmente se considera nativo de Maine. Son capaces de adaptarse a entornos con climas duros y muy fríos debido a sus abrigos de pelo largo, pesados ​​y resistentes al agua.

En cuanto a su temperamento, son criaturas sociables que prefieren permanecer cerca de su dueño observando sus actividades. También son juguetones y activos, y se llevan bien con niños, perros y otros gatos.

Aunque son fáciles de manejar, los gatos de Maine Coon pueden representar una preocupación para sus dueños, particularmente cuando se trata de su salud. Estos gatos son propensos a algunas afecciones médicas que pueden ser bastante graves si no se brinda atención y tratamiento rápidos, que incluyen:

  • Miocardiopatía hipertrófica
  • Displasia de cadera
  • Poliquistico enfermedad en los riñones

Obtenga más información sobre los problemas de salud comunes de los gatos Maine Coon y obtenga algunos consejos sobre cómo manejar cada trastorno.

Cardimiopatía Hipertrófica (HCM)

Comúnmente denominado "asesino silencioso" porque es difícil de diagnosticar, esta enfermedad cardíaca generalmente está presente en los gatos Maine Coon, particularmente en los gatos adultos y machos de esta raza.

La HCM ocurre cuando las paredes musculares del corazón de un gato se espesan, lo que hace que el corazón bombee de manera menos eficiente. Este trastorno puede progresar o empeorar rápidamente incluso sin medicamentos.

Una complicación de esta enfermedad cardíaca puede conducir a insuficiencia cardíaca congénita, una acumulación de líquido alrededor del corazón y los pulmones, y un coágulo de sangre que bloquea el flujo de sangre a las patas traseras, lo que resulta en parálisis.

Aunque los síntomas generalmente no ocurren, se pueden experimentar estos signos de advertencia:

  • Respiracion superficial
  • Parálisis
  • Letargo
  • Tos
  • Pérdida de peso severa

Los gatos que experimentan estos síntomas deben recibir atención médica inmediata. Un ecocardiograma es el único medio para detectar y diagnosticar HCM. Si se demuestra que un HCM está presente, se pueden recetar bloqueadores beta, diuréticos e inhibidores de la ECA como tratamientos.

Displasia de cadera

La displasia de cadera, que es otro de los problemas comunes de salud del gato Maine Coon, es un defecto genético en el que la articulación de la cadera se desarrolla de manera anormal. Esto ocurre cuando la articulación de la cadera no encaja bien en la cavidad de la cadera.

Finalmente, la articulación de la cadera se daña debido al constante golpeteo de la cabeza del fémur contra la cavidad. A medida que el gato envejece, esto puede conducir a la osteoartritis, que es una enfermedad articular degenerativa.

Esta condición de salud puede ocurrir en gatos de diferentes edades, y los signos más comunes de displasia de cadera son rigidez al caminar, renuencia a saltar o correr y cojera. Aunque no es fatal, puede ser muy doloroso para los gatos. De hecho, la displasia de cadera puede ser paralizante cuando no se administran el tratamiento y la terapia adecuados.

Para evitar un mayor daño a la articulación de la cadera, los gatos se someten a una dieta de control de peso. El peso adicional puede agregar presión en las caderas, empeorando así su condición. También hay ciertos ejercicios que un veterinario puede recomendar como terapia, como caminar con una correa, caminar en una cinta de correr y subir y bajar escaleras.

Los masajes adecuados también pueden ayudar a aliviar los dolores, así como a mantener al gato caliente, ya que el clima frío puede provocar artritis. Además, el veterinario también puede recetar medicamentos para tratar esta afección de salud, como AINE, glucosamina y vitamina C.

Poliquistico enfermedad en los riñones

La enfermedad renal poliquística, o PKD, es una enfermedad genética en gatos Maine Coon donde se desarrollan pequeños quistes en los riñones.

Los quistes están presentes al nacer, y se multiplican y aumentan de tamaño a medida que el gato envejece.

A medida que se desarrollan los quistes, tienden a reemplazar el tejido renal normal. Los riñones aumentan de tamaño y esto conduce a una disminución de la función renal. Una complicación de esta enfermedad es la insuficiencia renal crónica.

Debido a que este trastorno progresa lentamente, un gato que lo padece puede no mostrar síntomas. Normalmente, las señales de advertencia son evidentes cuando un gato ya es adulto o tiene aproximadamente siete años de edad.

Esté atento a cualquiera de los siguientes:

  • Letargo
  • Micción frecuente
  • Pérdida de apetito
  • Vómitos
  • Aumento de la sed
  • Pérdida de peso

Para diagnosticar PKD, un veterinario puede recomendar una prueba genética y una ecografía. Aunque no hay medios para reducir la velocidad y eliminar los quistes en los riñones, se puede recomendar la terapia, como medicamentos y una dieta prescrita.

Una dieta ideal para gatos con PKD incluye alimentos con bajo contenido de proteínas pero con menos contenido de fósforo que los alimentos normales para gatos. Dado que un riñón dañado no puede eliminar el fósforo de la sangre, los gatos que padecen este trastorno deben controlar la ingesta de este mineral.

También se puede recomendar la terapia hormonal como la eritropoyetina. Esta hormona particular permite que la médula ósea produzca glóbulos rojos. La insuficiencia renal en los gatos produce una disminución de la producción de glóbulos rojos, por lo que es importante que los gatos tengan esta hormona para normalizar los niveles de glóbulos rojos.

Los gatos de Maine Coon suelen ser gatos sanos, pero son susceptibles a ciertas enfermedades que pueden ser graves e incluso potencialmente mortales. Sin embargo, con un tratamiento oportuno, medicación adecuada y una dieta adecuada, se pueden aliviar las molestias provocadas por estos trastornos. Monitorear la actividad y la apariencia general de su gato en combinación con visitas regulares a su veterinario son las mejores maneras de mantener la salud y la felicidad de su gato durante toda su vida.

Etiquetas:  Perspective Gatos Health