Cómo tratar los abscesos del gato en casa

Autor de contacto

Cuidados en el hogar y remedios para heridas de gato

Alimento a varios gatos callejeros de mi vecindario. Muchos de ellos incluso me dejarán llevarlos y tratarlos como bebés. El resto simplemente corrió como loco al verme. Uno de los gatos que alimento apareció el otro día con una herida en la nuca. Parecía que llegaba hasta el hueso, y el agujero tenía la piel colgando a un lado. Llamé al veterinario y llevé al gato para ver qué se podía hacer para minimizar el sufrimiento del pobre.

El veterinario me explicó que la causa de la herida abierta probablemente era un absceso que había estallado. Luego, el veterinario explicó cómo un gato tiene un absceso, cómo cuidar el absceso en el hogar y cómo saber cuándo es necesaria la atención médica de un veterinario. En este artículo, veremos lo siguiente:

  • La definición de un absceso de gato
  • Absceso síntomas y tipos
  • Por qué se forman
  • Cómo se diagnostican
  • Cómo tratar un absceso de gato en casa
  • Suministros necesarios y manejo de gatos
  • Cuando ver a un veterinario

¿Qué es un absceso de gato?

Un absceso es una infección localizada de la piel. Generalmente se caracteriza como una bolsa de tejido blando que está llena de pus. A menudo resultan de mordeduras o rasguños sufridos durante peleas de gatos (por ejemplo, entre machos intactos) o de heridas punzantes (de colmillos, rasguños o pinchazos).

Celulitis y formación de abscesos

La celulitis es la etapa preliminar de la formación de abscesos. Generalmente ocurre en áreas estrechas de la piel si la infección es profunda. El área será cálida, sensible al tacto y dura. En el caso de tales infecciones, los gatos a menudo presentan fiebre y dejan de comer. Un quiste sebáceo también puede parecerse a un absceso y / o celulitis, pero es mucho más raro en los gatos y ocurre cuando un folículo piloso o poro se obstruye e inflama.

Síntomas de absceso de gato

Muchos abscesos pueden ir acompañados de lo siguiente:

  • fiebre
  • hinchazón y sensibilidad blandas y dolorosas localizadas
  • tejido necrótico (tejido muerto)
  • pus
  • secreción maloliente de una herida
  • letargo y pérdida de apetito (inapetencia)

Tipos de abscesos de gatos

Tipo de abscesoPorqueUbicación
Absceso de pelea de gatosMorder y rascarse de una pelea. Los dientes caninos con forma de aguja perforan la piel y crean una cámara para la proliferación de bacterias.Cabeza, cara y cuello.
Herida de punciónLos objetos inanimados (uñas, espinas, palos) pueden perforar la piel e introducir bacterias anaerobias y aerobias.En cualquier parte del cuerpo.
Absceso dentalA menudo requiere tomografía computarizada o radiografía: afecta la encía, la raíz del diente o la pulpa y a menudo se caracteriza por fiebre y dificultad para comer.Hinchazón de las mejillas o irritación intraoral.

¿Cómo se forman los abscesos del gato?

El veterinario me explicó que las garras y los dientes de los gatos están sucios y son tan afilados como pequeñas agujas. Los gatos cavan en la tierra para ir al baño, y se rascan arriba y abajo casi cualquier cosa que puedan encontrar, desde bichos muertos hasta árboles mohosos.

Las heridas de lucha introducen bacterias

Los gatos tienden a ser muy territoriales y luchan con garras y dientes, que transportan muchas bacterias. La piel de un gato también es gruesa, especialmente un gato al aire libre. Cuando las garras o dientes con forma de aguja de un gato entran en la piel de otro gato, la suciedad y las bacterias son empujadas a lo largo del camino. Cuando se retira la uña o el diente del gato, la piel gruesa del otro gato se sella sobre el agujero y atrapa la suciedad y las bacterias debajo de la capa más externa de piel gruesa.

Las bacterias proliferan

Ahora, ¿qué crees que sucede cuando la piel se cierra sobre los gérmenes y la suciedad? Así es, una infección surge y se infecta debajo de la piel. Esta infección puede incluir bacterias anaerobias (que requieren condiciones de bajo oxígeno), bacterias aeróbicas, bacterias mixtas y esporas de hongos. Las infecciones más comúnmente identificadas incluyen Pasteurella multocida, una bacteria aeróbica que se encuentra comúnmente en la boca de los gatos, Fusobacterium, Prevotella, E. coli y Clostridium spp . La infección continúa progresando debajo de la piel del gato hasta que:

  1. Se llena de pus, estalla, y a veces deja un gran agujero.
  2. Un veterinario lanza la herida para permitir que salgan las bacterias y el pus.

Cómo un veterinario diagnostica un absceso de gato

La mayoría de los abscesos de gatos son el resultado de mordeduras o rasguños de un animal atacante. La mayoría de los abscesos se encontrarán en el cuello del gato, las patas delanteras o el área de la cola / grupa. Debe hacer que su veterinario observe el absceso de su gato para descartar otras afecciones como el sarcoma felino asociado a la vacuna (sarcoma del sitio de inyección felina) y especialmente para tratar a los gatos con afecciones preexistentes como:

  • Virus de inmunodeficiencia felina o FIV: el FIV progresa de manera bastante similar al VIH humano y es un virus y una condición inmunosupresora. Generalmente se transmite a través de heridas de mordida profunda (particularmente entre gatos machos intactos).
  • Virus de la leucemia felina o FeLV: el FeLV es otra afección inmunosupresora que produce anemia o linfoma. Se puede transmitir a través de la saliva y la sangre.

Diagnostico y tratamiento

A menudo es necesario un examen en una clínica veterinaria para determinar qué tipo de cuidado de heridas necesitará su gato. Algunos veterinarios pueden optar por hacer una prueba de cultivo y sensibilidad para determinar con qué tipo de bacterias rebeldes se enfrentan y elegirán un antibiótico o medicamento en consecuencia. Un cultivo bacteriano permitirá identificar el tipo de bacteria, especialmente si su gato está solo en interiores, lo que lo convierte en un caso inusual.

Anestesia y Cirugía

Es posible que algunos gatos necesiten anestesiarse para recibir tratamiento, especialmente en casos severos en los que un absceso no se resuelve por sí solo y no puede dejarse sin tratamiento (o en el caso de un absceso dental). Algunas heridas profundas pueden requerir la implantación de un drenaje temporal y suturas. Además, se puede ordenar un panel completo de células sanguíneas (CBC), así como químicos de sangre para evaluar la salud general y la gravedad de la infección.

Consejos sobre cómo tratar un absceso de gato en casa

Si eres como yo y vives en una antigua granja, terminas con numerosos gatos al aire libre. Simplemente no puede permitirse llevarlos al veterinario por cada boo-boo. El tratamiento de un veterinario es siempre la mejor opción para afecciones graves en gatos.

La buena noticia es que la mayoría de los abscesos a menudo se resuelven por sí solos: se abrirán y drenarán. ¿Pero qué pasa cuando no lo hacen? La piel de un gato se cura desde afuera hacia adentro, lo que significa que la nueva piel puede cerrarse sobre la herida y atrapar la suciedad o los gérmenes que aún están en la herida, poniendo al gato en riesgo de otro absceso.

Cómo ayudar a un gato callejero o al aire libre

Con un gato callejero o al aire libre, no siempre es posible llevar al gato adentro durante unos días para comenzar el proceso de curación. Un gato al aire libre podría aullar para salir, podría rociar su casa y podría arañar cualquier cosa a su alcance. Entonces, ¿cómo puede ayudar a un animal pobre incluso si no puede permitirse un viaje al veterinario? No se puede ignorar el problema y esperar que la herida se cure sola. Las probabilidades de que eso ocurra son mínimas.

Suministros para el tratamiento de abscesos de gatos

  • Guantes de goma (grado médico)
  • Solución salina estéril
  • Gasa
  • Vet wrap (opcional)
  • Tijeras de primeros auxilios (tijeras de vendaje)
  • Cuentagotas de medicina o jeringas de 3-6cc (¡sin aguja!)
  • Ungüento antibiótico (aprobado por el veterinario)

¿Puedo usar peróxido de hidrógeno en mi gato?

El peróxido de hidrógeno puede tener muchos usos beneficiosos para el cuidado de heridas, pero desafortunadamente, no debe usarse en el absceso y las abrasiones de los gatos. De hecho, el peróxido de hidrógeno ralentiza la cicatrización de heridas y daña las células de la piel o los fibroblastos, la célula activa del tejido conectivo que ayuda enormemente en la cicatrización de heridas.

Use solución salina estéril

Siempre trabaje con su veterinario cuando hable sobre el cuidado de heridas en el hogar. La solución salina estéril es una alternativa mucho más segura que se puede utilizar para el desbridamiento y el enjuague de heridas. Se puede encontrar en la mayoría de las secciones de primeros auxilios en la farmacia.

Video: Veterinario hablando sobre el cuidado del absceso del gato

Cómo limpiar una herida de absceso de gato

Si tiene un gato de interior, exterior o exterior (especialmente si está inmunocomprometido), es posible que desee alojarlos en el interior hasta que la herida sane para evitar la contaminación.

Mi veterinario me sugirió que hiciera lo siguiente para un gato al aire libre que parece estar comiendo y comportándose normalmente y que no puede ser llevado al interior. Use los suministros en el botiquín de primeros auxilios de su gato y cualquier antibiótico o medicamento que su veterinario pueda recetar según las indicaciones. Realice los pasos anteriores 2 o 3 veces al día durante 3–4 días:

Paso 1: usa una compresa caliente

Si el absceso aún no ha estallado y parece estar causando una gran incomodidad a su gato, coloque un paño caliente sobre el absceso SUAVEMENTE durante 10 minutos varias veces al día hasta que se abra y se drene. NO caliente el agua para quemar al gato. Si te duelen las manos, no lo uses. Es posible que deba recalentar el paño de lavado varias veces para mantenerlo lo suficientemente caliente. No se sorprenda si el gato pelea este paso todo el tiempo: se siente incómodo y el absceso inflamado es muy sensible.

Paso 2: Recorta el cabello hacia atrás

Trate de recortar suavemente la mayor cantidad de piel posible alrededor de la herida. Este paso evitará que el pelaje atrape la suciedad y los gérmenes que pueden ingresar a la herida. Puede usar un juego de podadoras o un pequeño par de tijeras de primeros auxilios con extremos romos.

Paso 3: usa una ligera presión

Use guantes para este paso. Una vez que el absceso se está drenando, puede ayudar a que la descarga escape con una ligera presión. Asegúrate de no presionar demasiado o dañarás al gato. Elijo no hacer este paso porque tengo miedo de lastimar al gato. Dejé que la herida se despejara por sí sola mientras limpiaba suavemente el área con una toallita tibia para eliminar los gérmenes y otros desechos. Una vez que la herida termina de drenarse, puede continuar con el siguiente paso.

Paso 4: irrigar ligeramente la herida

Limpie la herida con solución salina estéril tibia. Uso un gotero de medicina para bebés o una jeringa (¡sin la aguja, por supuesto!) Para irrigar lenta y suavemente la herida.

Paso 5: aplique antibiótico aprobado por veterinario

Aplique una capa delgada de pomada antibiótica después de que la herida haya tenido tiempo de secarse.

Paso 6: solo vendaje con asistencia veterinaria

Algunas personas pueden tratar de colocar un vendaje o una envoltura veterinaria sobre o alrededor de la herida para mantenerla limpia si la herida es grande, pero si se hace incorrectamente, se pueden desarrollar más complicaciones. La mayoría de los gatos al aire libre no te dejarán vendarlos; diablos, tal vez tengas suerte de obtener la solución de limpieza en la herida.

Paso 7: evaluar la herida

Si una costra parece estar creciendo demasiado rápido y le preocupa que pueda atrapar bacterias debajo de ella, es posible que deba desbridar la herida durante la limpieza; esto consiste en reducir parte de la costra para permitir que la herida sane de adentro hacia afuera.

Tenga en cuenta que el área puede ser dolorosa. Un baño de agua estéril suavizará la costra para que pueda eliminarse lenta y suavemente de una manera menos dolorosa. Si la herida llega a este punto, considere ver al veterinario. Si la costra ya ha estado encendida durante un par de días, DEJARLO SOLO.

Su seguridad es lo primero

No te pongas en peligro. Las mordeduras de gato pueden resultar en un viaje a la sala de emergencias y requerir atención médica intensa. Si un gato necesita ayuda seriamente, comuníquese con el control de animales o transporte a una clínica veterinaria.

Consejos para manejar un gato con seguridad

  • Considere la moderación sin temor: si el gato no le permite sostenerlo para el tratamiento, ¡trate de envolverlo en una toalla (con firmeza pero con amor) para evitar que se raye!
  • Use guantes: use guantes de goma para evitar contraer una infección propia, en caso de que tenga alguna piel abierta por cortes de papel o rasguños.
  • No intente lanzarlo: muchas personas quieren saber cómo lanzar o romper un absceso de gato. Esto debe dejarse al veterinario debido a problemas de esterilidad.
  • Use la comida para su ventaja: la comida es un excelente motivador para los gatos alimentados por la comida. Úselo para su ventaja. Si eres lo suficientemente hábil, puedes acariciar al gato mientras come y aplicar la solución de limpieza y el ungüento de esta manera. Mis gatos tienen un horario de alimentación de dos veces al día, mañana y tarde para evitar los mapaches. Mi gato herido estaba impulsado por la comida, así que pude limpiar su herida dos veces al día a la hora de comer; de lo contrario, ¡nunca lo atraparía!

Video: Manejo de gatos sin miedo

¿Cuánto tiempo tarda un absceso de gato en sanar?

La mayoría de las heridas de los gatos tardan entre 10 y 14 días en sanar por completo, pero el tiempo de curación puede ser más rápido en gatos jóvenes o sanos, tan rápido como de 5 a 7 días.

Como se mencionó, algunos abscesos de gatos se resuelven por sí solos. El tiempo de curación depende en gran medida de cuán profunda o grave sea la herida, el tipo de bacteria, la salud del gato (FeLV o FIV +) y el entorno en el que pueden sanar (limpio y de bajo estrés en comparación con el exterior y húmedo o frío).

Cuándo buscar la asistencia de un veterinario para un absceso de gato

He tenido un gran éxito utilizando el método mencionado anteriormente en mis gatos. Solo hubo una vez que tuve que llevar un gato al veterinario al aire libre: era mayor y su herida seguía infectada. Dejó de comer y se paseó más de lo normal: se durmió tan profundamente que ni siquiera se movió cuando lo llamé por su nombre.

Resultó que el pobre muchacho tenía fiebre. El veterinario lo mantuvo durante unos días para darle antibióticos y vigilar su herida. Eso fue hace 2 años, y ese gato específico sigue corriendo sano y feliz.

¿Cuándo debo ver a un veterinario?

Cada vez que tenga dudas, lleve al gato a un veterinario para una consulta. El veterinario mantendrá a su gato y se encargará del absceso (lanza y drenaje) o lo enviará a su casa con una lista de instrucciones. De ninguna manera soy veterinario, técnico veterinario o asistente veterinario. Esta es información que he aprendido a lo largo de los años y de mi propio veterinario. Siempre debe buscar atención veterinaria si:

  • El gato es más letárgico de lo normal.
  • El gato parece estar en cualquier dolor o angustia.
  • El gato ha perdido el apetito o ha dejado de comer.
  • El gato está vomitando (los gatos pueden deshidratarse fácilmente).
  • El absceso no deja de drenar dentro de las 48 horas.
  • El área de la herida es muy grande.
  • El gato está inmunocomprometido.
Etiquetas:  Reptiles y anfibios Gatos Conejos