¿Debo dejar que mi perro coma hierba? 8 peligros a tener en cuenta

¿Está bien que los perros coman hierba?

Si debe dejar que su perro coma hierba es algo que debe considerar seriamente, ya que puede haber varios peligros asociados con esta práctica de apariencia inocente.

Estos peligros pueden ser variados y no necesariamente se aplican a usted, pero es bueno conocerlos de todos modos, ya que la mayoría de los perros comen pasto fácilmente en circunstancias específicas.

En general, se puede decir que hay dos formas de comer hierba en los perros: el comportamiento de comer hierba tranquilamente que se observa en los perros que simplemente disfrutan de algunas verduras, y el comportamiento de comer hierba frenético que se observa en los perros que están enfermos.

Ambas formas de ingestión de hierba pueden tener consecuencias peligrosas, aunque la última puede ser más problemática ya que los perros que comen hierba frenéticamente pueden no ser muy selectivos con lo que comen y pueden consumir grandes cantidades.

Principales peligros de comer hierba

Si bien generalmente se considera seguro que los perros coman pasto, puede haber varias consecuencias que rara vez se mencionan. Estos peligros son los siguientes:

  1. Ingestión de herbicidas
  2. Ingestión de insecticidas
  3. Ingestión de fertilizantes
  4. Riesgo de bloqueos
  5. Riesgo de ingerir plantas venenosas
  6. Riesgo de inhalación de partículas
  7. Riesgo de alergias
  8. Riesgo de garrapatas

Echaremos un vistazo más de cerca a cada uno de estos peligros y exploraremos algunos pasos proactivos para minimizar dichos peligros y reconocer los primeros signos de problemas.

1. Ingestión de herbicidas

Los herbicidas están destinados a matar las malas hierbas no deseadas y son un peligro principal para los perros a los que les gusta ingerir hierba.

El principal problema que se observa es cuando los perros caminan sobre el césped recién tratado e ingieren parte del césped tratado con herbicida. Los perros también pueden ingerir el herbicida indirectamente al caminar sobre el césped tratado y luego lamerse las patas.

Varias marcas de herbicidas pueden contener ingredientes que son tóxicos para los perros.

En general, los herbicidas están formulados específicamente para matar las malas hierbas y, por lo tanto, tienen un amplio margen de seguridad alrededor de las mascotas, pero pueden causar problemas cuando se ingieren en grandes cantidades.

Hoy en día, los herbicidas se utilizan ampliamente en jardines privados, áreas públicas y áreas verdes administradas por comunidades de propietarios. Cuando se aplica recientemente, varias compañías publicarán señales de que el bostezo está siendo tratado, pero no siempre.

Si un perro ingiere o no niveles tóxicos dependerá de la cantidad consumida y del tamaño del perro.

Ingredientes tóxicos en herbicidas comunes

Los herbicidas de uso común, según Pet Poison Helpline, pueden contener los siguientes ingredientes:

  • Glifosato: La exposición puede causar, en su mayor parte, vómitos y diarrea.
  • Clorofenoxi: La exposición a grandes cantidades o fórmulas concentradas puede causar temblores, dificultad para caminar y, más raramente, espasmos musculares.
  • Ácido benzoico: la exposición a grandes cantidades o fórmulas concentradas/industriales rara vez puede provocar miotonía, ataxia y temblores.
  • Piridina, Dinitroanilina y Benzamizol: La exposición puede provocar problemas gastrointestinales (náuseas, vómitos, etc.).

Qué hacer si cree que su perro ingirió herbicida

Si su perro ha caminado sobre césped tratado recientemente, límpiele las patas inmediatamente, sugiere la veterinaria Dra. Gabby.

Si su perro se ha revolcado en la hierba tratada con un herbicida, báñelo con jabón para platos. Este jabón es efectivo para eliminar aceites y productos químicos del pelaje de un perro y, a menudo, se usa para lavar las plumas de las aves acuáticas de los derrames de aceite.

Si su perro ha ingerido hierba que fue rociada con un herbicida, llame a su veterinario y determine si la cantidad ingerida podría representar un peligro.

Esté preparado para proporcionar detalles como el peso de su perro, cuánto ingirió y qué tipo de pesticida, junto con la lista de ingredientes.

Signos de toxicidad por herbicidas en perros

Los signos generales de toxicidad por herbicida variarán de neurológicos a cardiovasculares y gastrointestinales. Los siguientes son varios signos de posibles problemas:

  • vómitos
  • Diarrea
  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • tambalearse
  • Sacudida
  • Temblores
  • andar borracho
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Ritmo cardíaco reducido
  • Problemas respiratorios
  • convulsiones
  • Muerte

Use herbicidas con precaución

En el futuro, es importante tener en cuenta los productos químicos que se utilizan en su hogar y mantenerlos fuera del alcance de su perro.

Si necesita usar un herbicida u otro químico, asegúrese de seguir las instrucciones cuidadosamente y de mantener a su perro alejado del área tratada hasta que el químico haya tenido la oportunidad de secarse o ser absorbido por el suelo.

Si tiene alguna inquietud sobre la salud o el comportamiento de su perro, siempre es una buena idea hablar con su veterinario.

2. Ingestión de Insecticidas

Los insecticidas se usan para controlar una amplia variedad de insectos, y una variedad de tipos pueden causar consecuencias dañinas en los perros. A menudo se usan en jardines privados para controlar las plagas del jardín y, a menudo, se incluyen en productos para el cuidado de rosas y flores.

Según Pet Poison Helpline, los dos insecticidas más utilizados que se agregan a los jardines son el imidacloprid y el tebuconazol. Ambos pueden causar irritación gastrointestinal leve causando vómitos y/o diarrea.

LODO en perros

Los carbamatos, por otro lado, pueden causar lo que se conoce como síntomas SLUDGE, SLUDGE es un acrónimo que significa salivación, lagrimeo (lagrimeo de los ojos), micción y defecación. Otros signos incluyen problemas para respirar, temblores, temperatura corporal alta o baja, convulsiones e incluso la muerte.

3. Ingestión de Fertilizantes

Los fertilizantes se utilizan para ayudar a las plantas a crecer, pero contienen sustancias químicas que pueden representar un peligro para los perros.

La mayoría de los fertilizantes contienen una proporción de nitrógeno, fósforo y potasio (potasa), que normalmente no se consideran altamente tóxicos.Pero en los perros, pueden causar efectos gastrointestinales (náuseas, vómitos y diarrea) dentro de las 10 horas posteriores a la ingestión.

Ingredientes de fertilizantes que son tóxicos para los perros

Los siguientes son algunos ingredientes comunes en los fertilizantes que pueden causar problemas en los perros:

  • Harina de huesos: Los perros que ingieren pequeñas cantidades pueden desarrollar vómitos y diarrea. Las ingestiones más grandes pueden causar obstrucciones por cuerpos extraños debido al hecho de que la harina de huesos se coagula en el tracto digestivo del perro. La inducción del vómito dentro de los 60 minutos es importante para prevenir esta complicación.
  • Harina de sangre: La ingestión puede provocar vómitos, diarrea y pancreatitis.
  • Hierro: la ingestión puede provocar vómitos y diarrea, y las ingestiones abundantes provocan vómitos de sangre, presencia de sangre digerida en las heces (melena), letargo, frecuencia cardíaca alta y problemas hepáticos y renales.
  • Urea: grandes ingestiones pueden resultar en metahemoglobinemia, donde se entrega muy poco oxígeno a las células.

4. Riesgo de bloqueos

Muchos perros comen hierba cuando se sienten enfermos y, posteriormente, vomitan. Sin embargo, no todos lo hacen. Si su perro ingiere una gran cantidad de hierba y no vomita, esto puede volverse problemático, ya que el sistema digestivo de un perro no puede digerir la hierba.

Si se acumula demasiada hierba en el estómago, puede causar una obstrucción.

Además de esto, considere que si su perro no se siente bien, será menos selectivo con lo que come. Esto podría significar que su perro también ingiere otras cosas no digeribles, como hojas, palos y mantillo (algunos tipos de mantillo también son tóxicos para los perros, como el mantillo de cacao).

5. Riesgo de ingerir plantas venenosas

Pensamos en la hierba como algo bastante inocente para comer, pero puede haber varias plantas venenosas mezcladas dentro de la hierba.

Por ejemplo, considere los hongos. Las setas, al ser cortas y, a menudo, pequeñas, no son fáciles de encontrar. A medida que su perro come hierba, puede ingerir hongos sin darse cuenta.

Puede pensar: "Está bien, ¿cuál es el problema? Puedo identificarlos y ver si son venenosos". Sin embargo, piénsalo de nuevo.Los hongos son muy difíciles de identificar y van más allá del alcance de la mayoría de los dueños de mascotas y veterinarios, señala Pet Poison Helpline.

También hay varias plantas que pueden camuflarse en la hierba alta. Por ejemplo, las palmas de sagú producen semillas muy tóxicas que pueden caer sobre el césped, o el ciclamen silvestre o el azafrán de otoño pueden estar creciendo en medio de la hierba. Ambos están catalogados por la ASPCA como venenosos para los perros.

6. Riesgo de inhalación

Husmear y comer hierba parece un pasatiempo canino bastante inocente, ¿verdad? Bueno, hasta que tu perro ingiera o inhale una cola de zorro.

Incluso si nunca has oído hablar de las colas de zorro, es probable que te hayas topado con ellas en un momento u otro. Las colas de zorro son aristas de hierba que tienen una semilla con púas al final, que puede incrustarse en la piel, el pelaje o la ropa.

Son particularmente peligrosos para los animales porque pueden migrar a sus cuerpos y causar lesiones o infecciones graves. Las semillas pueden llegar a las patas, orejas, nariz y otras partes del cuerpo de un perro, y pueden ser difíciles de quitar una vez que se incrustan.

Si un perro inhala una cola de zorro, puede atascarse en las vías respiratorias y causar problemas graves. Los síntomas de una cola de zorro en el tracto respiratorio pueden incluir tos, estornudos, arcadas, dificultad para respirar y secreción nasal.

En algunos casos, la cola de zorro puede extraerse a través de la fosa nasal o la boca, pero en otros casos, puede ser necesario realizar una cirugía para extraerla.

Las colas de zorro son comunes en áreas secas y cubiertas de hierba y se pueden encontrar en muchas partes del mundo.

7. Riesgo de alergias

Algunos perros se vuelven alérgicos cuando están cerca del pasto, al igual que los humanos. Esto puede ocurrir simplemente por caminar alrededor del césped e inhalar alérgenos. El polen es uno de los desencadenantes más comunes de las alergias en los perros. Incluye polen de árboles, pastos y malezas.

Cuando los humanos pensamos en alergias, a menudo imaginamos secreción nasal, picazón en los ojos y muchos estornudos, pero en los perros, el síntoma principal de las alergias resulta ser la picazón (especialmente localizada en la cara, los pies y las axilas del perro).

Sin embargo, a veces los ojos llorosos y la nariz mocosa también pueden ocurrir en los compañeros caninos, señala el dermatólogo veterinario certificado por la junta, el Dr. Jon Plant.

8. Riesgo de garrapatas

Cuando su perro sale a comer hierba, lo más probable es que esté cerca de hierba alta. Las garrapatas prosperan en pastos altos y otras áreas con vegetación densa.

Esto se debe a que las garrapatas dependen del contacto con animales o humanos para obtener sus alimentos de sangre, y la hierba alta proporciona el ambiente perfecto para que esperen a que pase un huésped para adherirse.

Una vez adheridas, las garrapatas pueden dañar a los perros de varias maneras. En primer lugar, las garrapatas pueden transmitir enfermedades a los perros a través de sus mordeduras, como la enfermedad de Lyme, la ehrlichiosis, la anaplasmosis, la babesiosis y la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas.

En casos severos, estas enfermedades transmitidas por garrapatas pueden resultar fatales para los perros.

Tenga cuidado al quitar las garrapatas

Además de la posibilidad de transmitir enfermedades, las garrapatas están equipadas con piezas bucales que están diseñadas para sujetar la garrapata firmemente en su lugar mientras se alimenta. Una vez ancladas, las garrapatas pueden ser difíciles de eliminar. La extracción incorrecta puede causar inflamación, infección y cicatrización en el sitio de la picadura.

¿Comer hierba proporciona algún beneficio a los perros?

A menos que se trate con herbicidas, insecticidas o fertilizantes dañinos, comer pasto no es en sí mismo un mal hábito, siempre que los perros estén sanos y actúen normalmente. A muchos perros simplemente les encanta el sabor de la hierba fresca.

De acuerdo con el Berkeley Dog & Cat Hospital, comer pasto puede ser una manera fácil para que los perros agreguen fibra a su dieta, lo que ayuda a mantener el flujo de su tracto digestivo.

Sin embargo, todo con moderación.Si bien ingerir una pequeña cantidad de hierba está bien, y a muchos perros les encanta el sabor de la hierba fresca, comer demasiado puede actuar como un irritante que hace que el perro vomite. Y en algunos casos, las cantidades excesivas pueden incluso causar obstrucciones intestinales.

Con esto en mente, si le preocupa que su perro coma hierba, a continuación encontrará varios consejos.

6 consejos para reducir el consumo de hierba en los perros

Si su perro es propenso a comer mucho pasto, o le preocupan algunos de los peligros mencionados anteriormente, tenga en cuenta los siguientes consejos.

1. Haga que su perro vea al veterinario

Si su perro come hierba frenéticamente, considere la posibilidad de algún problema médico subyacente. Un culpable común son las náuseas o alguna otra forma de malestar digestivo, como el reflujo ácido gastroesofágico.

2. Prueba un cambio de dieta

A veces, los perros que tienen antojo de hierba sufren algún tipo de deficiencia nutricional. Discute esta posibilidad con tu veterinario. Su veterinario puede recomendar cambiar a un alimento para perros diferente para ayudar a aliviar el problema.

En algunos casos, el perro simplemente anhela más fibra. Una dieta rica en fibra puede disminuir la tentación de comer hierba como una forma de compensar. Nuevamente, consulte con su veterinario para obtener recomendaciones dietéticas específicas.

3. Mantenga la hierba corta

Es más probable que los perros coman pasto cuando es largo y fácil de recoger. Es menos probable que el pasto corto atraiga a los perros, aunque un perro determinado todavía se sentirá obligado a comer un poco.

Además de hacer que sea más difícil para su perro comer pasto, mantener el pasto corto reducirá las posibilidades de garrapatas.

Las garrapatas se encuentran más comúnmente en áreas con alto contenido de humedad y les gusta esconderse en el pasto alto, la hojarasca y otras áreas húmedas y sombreadas. Al mantener el césped corto, puede reducir las posibilidades de crear un hábitat ideal para las garrapatas.

4. Entrene a su perro para que "lo deje"

El comando déjalo, junto con el comando déjalo, puede ser una señal para salvar vidas. Entrénelo para que pueda redirigir el consumo de hierba de su perro rápidamente.Asegúrese de elogiar y recompensar con un sabroso manjar por cumplir.

5. Usa una correa

Para los casos en los que desea que su perro no ingiera demasiada hierba, puede ser útil mantener a su perro con correa cuando lo lleve afuera. Con la correa puesta, tendrás un mejor control de tu perro, y también puedes redirigir rápidamente con tu señal de "déjalo" y elogiarlo y recompensarlo rápidamente.

6. Mantenga a su perro mentalmente estimulado

Proporcione a su perro rompecabezas de comida y juguetes para masticar para que los mastique. Esparce algunas golosinas en casa para que vaya a una "búsqueda del tesoro" divertida. Esto puede ayudar a satisfacer la necesidad natural de su perro de explorar y masticar, al mismo tiempo que le proporciona cierta estimulación mental que indirectamente puede reducir su deseo de comer hierba.

Referencias

  • Pet Poison Helpline: La hierba siempre es más verde, exposición común a herbicidas y fertilizantes en mascotas
  • Línea de ayuda para mascotas envenenadas: Hongos
  • Berkeley Dog & Cat Hospital: ¿Por qué los perros comen hierba? ¿Debería preocuparse?

Este contenido es preciso y verdadero al leal saber y entender del autor y no pretende sustituir el asesoramiento formal e individualizado de un profesional calificado.

Etiquetas:  Misceláneas Mascotas exoticas Animales De Granja Como Mascotas