Perros con colgajos inflamados: síntomas y tratamiento

Imagen de hematoma de oreja hinchada de perro

¿Por qué las orejas de mi perro están hinchadas e infladas?

¿Las orejas de su perro están hinchadas, infladas, blandas, casi como un malvavisco? ¿Tu perro ha estado sacudiendo constantemente la cabeza, rascándose la oreja y manteniendo la cabeza inclinada hacia un lado? Si respondió que sí a cualquiera de las preguntas anteriores, es muy probable que su perro haya desarrollado una afección desagradable conocida como hematoma auditivo.

¿Qué es un hematoma auditivo?

El término técnico puede ser un poco intimidante, pero "auditivo" simplemente significa oído, mientras que "hematoma" significa "sangre acumulada dentro del oído". Si observa cuidadosamente las orejas de su perro, es probable que vea que la parte hinchada real es la superficie subyacente del pinna. Tras la palpación, la mayoría de los perros mostrarán una señal de dolor.

¿Por qué la oreja de un perro se hincha a proporciones tan épicas?

Cuando un perro somete su lóbulo de la oreja a rasguños y temblores excesivos, se rompen pequeños vasos sanguíneos que hacen que la sangre acumulada llene el espacio en el colgajo de la oreja entre el cartílago y la piel.

Por lo tanto, el colgajo de la oreja se hincha bajo presión causando la típica "experiencia en globo" que muchos propietarios pueden presenciar.

Un hematoma auditivo no debe confundirse con un absceso auditivo. La forma básica de diferenciar los dos es ver al veterinario y hacer que el veterinario haga una aspiración con aguja.

En un hematoma auditivo, la aguja aspirará un líquido sanguinolento, en un absceso la sustancia aspirada será de un tinte verde amarillento, lo que sugiere pus.

Síntomas de orejas hinchadas en perros

Síntomas del hematoma auditivo en perros

Un hematoma auditivo es bastante fácil de diagnosticar, porque la mayoría de los perros mostrarán síntomas distintivos. Los siguientes son síntomas de un hematoma auditivo en perros:

  • Un pinna hinchado (colgajo de oreja)
  • Dolor a la palpación.
  • Cabeza sostenida a un lado
  • Manoseando en la oreja
  • Una historia de sacudidas de cabeza
  • Una historia de rascarse los oídos

* Nota: No es sorprendente que la mayoría de los propietarios que traen a un perro que sufre de una oreja hinchada también digan que sus perros estaban sacudiendo y rascándose la cabeza mucho últimamente. Si su perro es propenso al hematoma, es importante abordar la causa subyacente del temblor del oído.

Diagnóstico y tratamiento de orejas hinchadas

Aunque el diagnóstico de hematoma de oído puede ser bastante sencillo, como se mencionó, la causa subyacente de la picazón y el rascado deben abordarse. Si solo se atendiera el hematoma auditivo, es muy probable que el perro regrese a la picazón y al rascado, causando nuevamente un daño importante al delicado pinna.

Las causas subyacentes del rascado de orejas en los perros pueden ser varias, pero aquí hay algunas que debe considerar:

  • Ácaros de oído
  • Infección bacteriana
  • Infección por levaduras
  • Cuerpos extraños
  • Alergias
  • Cera acumulada

Tratamiento para las orejas hinchadas en perros

El tratamiento adecuado implicará cuidar la causa subyacente. Si hay una infección bacteriana, se recetarán antibióticos, si hay un cuerpo extraño atrapado en el canal auditivo, el veterinario lo resolverá, si hay ácaros, se administrarán medicamentos tópicos para el oído, si hay antecedentes de alergias., es necesario encontrar la causa desencadenante y, finalmente, si hay cerumen, se realiza una limpieza adecuada.

Sin embargo, el hematoma auditivo también debe ser atendido. Si no se trata, a pesar de que el oído puede sanar por sí solo, su perro puede correr el riesgo de mostrar un oído muy estéticamente desagradable y dañado. El oído puede desarrollar grosor y arrugas o, peor aún, asumir una "apariencia de coliflor" debido a la cicatrización.

El tratamiento del hematoma consistiría en un procedimiento quirúrgico en el que se drena la sangre. A menudo, esto se hace con el perro consciente usando una cánula, aguja o jeringa. En un procedimiento más invasivo, el pinna se abrirá permitiendo que el líquido drene, y luego el área se suturará nuevamente. A menudo se prescribe al perro antibióticos para tratar / prevenir infecciones y esteroides para prevenir cualquier inflamación adicional. Desafortunadamente, a veces, a pesar del tratamiento, los oídos comienzan a llenarse nuevamente.

* Nota: en algunos casos, si el oído está ligeramente inflado, se puede adoptar un enfoque más conservador inyectando cortisona en el colgajo y prescribiendo píldoras de cortisona para reducir el hematoma.

Como se ve, los fluidos acumulados dentro del pinna de un perro necesitan atención veterinaria. No espere demasiado o su perro puede desarrollar una oreja muy desagradable. Si el dinero es un problema, piense que esperar a que se cure por sí solo puede tener un precio mucho más alto: la oreja de su perro nunca se verá normal como antes.

* Nota: si tiene una cita programada, colocar una compresa fría envuelta en un paño sobre la oreja y mantenerla durante aproximadamente 10 minutos por vez debería ayudar a mantener baja la hinchazón.

¿Qué sucede si el hematoma auditivo de un perro no se trata?

Etiquetas:  Perros Fauna silvestre Caballos