Abscesos en perros: síntomas y tratamiento

Autor de contacto

Qué hacer si su perro tiene un absceso

Mi perro Border Collie de 5 años fue diagnosticado con un absceso. El lado izquierdo de Karma continuó hinchándose en el transcurso de unos días y temí que tuviera algún tipo de bloqueo intestinal o tumor, pero el veterinario pensó que el absceso podría haber sido causado por una picadura de insecto. Después de tomar una radiografía y ver que la inflamación estaba fuera de su caja torácica, el veterinario tomó una pequeña biopsia del bulto y descubrió que el área tenía pus.

La puso en antibióticos y un analgésico y la envió a su casa. Las instrucciones de seguimiento fueron traerla de regreso en diez días para una nueva verificación, pero dentro de dos días, su absceso llegó a un punto crítico y se drenó. Cuatro días después, se estaba curando bien y en camino a la recuperación.

A continuación, he incluido las causas, los síntomas y el tratamiento de rutina para un absceso canino y las cosas que puede hacer para ayudar a su perro durante este momento traumático. Tenga en cuenta que los abscesos en un perro pueden ser extremadamente dolorosos, así que no se sorprenda por los cambios de comportamiento en su mascota.

Causas de abscesos en perros

Las causas de un absceso en su perro pueden estar relacionadas con cualquiera de los siguientes:

  • mordeduras de animales
  • pinchazos
  • bacterias en una herida
  • picaduras de insectos
  • mordidas más serias como una mordedura de serpiente (consulte a su veterinario inmediatamente)

Síntomas de abscesos en perros

  • rojez
  • pérdida de apetito
  • hinchazón
  • un bulto duro que aparece de repente
  • languidez
  • aumento de lamer de un área
  • cambios de comportamiento
  • fiebre
  • dolor / dolor al tacto
  • drenaje de la herida
  • pérdida de cabello alrededor del bulto

Si el absceso aún no se ha roto, solo verá un bulto sin drenaje.

¿Cómo se tratan?

Si el absceso aún no se ha roto, su veterinario puede adoptar un enfoque de "esperar y ver" como lo hizo el mío y aplicar antibióticos a su perro para combatir la infección (se le recetó Karma 500 mg de cefalexina, dos veces al día). También se pueden administrar analgésicos para disminuir el dolor de su perro (Karma recibió Meloxicam una vez al día).

¿Cómo se diagnostican?

El veterinario puede tomar una muestra del absceso retirando pus del área para averiguar qué tipo de bacteria está causando la infección. Si el absceso no se ha roto, puede colocar compresas calientes en el área para llevar el absceso a la cabeza. Algunos abscesos pueden incluso caer y reabsorberse en el cuerpo del perro sin romperse. Si el absceso comienza a drenar, llame a su veterinario para que lo asesore.

Si se rompe y drena:

  • Obtenga toallas limpias y use guantes cuando limpie el líquido.
  • Si lo desea, presione suavemente el área que está drenando. Puede abrirse y comenzar a supurar. Asegúrese de mantener el sitio limpio y que drene en un ambiente limpio.
  • No dejes que el perro lama el área. Esto puede introducir más bacterias y la herida tardará más en sanar.
  • Ponle un collar a tu perro para evitar que lama el área si es posible.
  • Limpie la herida con un desinfectante aprobado por el veterinario, como una solución diluida de clorhexidina.
  • Mantenga a su perro en un área tranquila y limpia. Puede limpiar el sitio con una gasa limpia para atrapar más drenaje.
  • Asegúrese de darle a su perro la ronda completa de antibióticos según lo recetado.

Si el absceso no se rompe por sí solo, es posible que se necesite su veterinario para lanzarlo. Se insertará un drenaje en el sitio para permitir que drene el pus. Si ya se ha roto, su veterinario puede aconsejarle que siga los pasos mencionados anteriormente. Mucha suerte y comparte tu historia a continuación.

Etiquetas:  Caballos Reptiles y anfibios Fauna silvestre