10 consejos para mantener a tu perro seguro en la playa

¿Llevando a tu perro a la playa?

Ir a la playa es una experiencia multisensorial para tu perro. Jugar en la arena, perseguir las olas o simplemente tomar los rayos del sol en una acogedora manta seguramente lo hará feliz. Sin embargo, como dueño cariñoso y afectuoso, debe ser consciente de algunos posibles peligros ocultos para proteger a su perro de cualquier daño. Las siguientes son algunas pautas para proteger a su perro en la playa para que ambos puedan pasar un buen rato.

10 consejos de playa que todo dueño de perros debe saber

1. Prevenir golpe de calor

Como ya sabrás, los perros no toleran el calor tan bien como los humanos. A diferencia de nosotros, los perros no transpiran mucho (aparte de un poquito de sus almohadillas), por lo que deben confiar en jadear como su medio para mantenerse frescos. Pero el jadeo no es eficiente cuando hay mucha humedad, exceso de cansancio físico y altas temperaturas. En general, si la temperatura exterior es más alta que la temperatura interna del perro, jadear no ayudará a que el perro se enfríe. Esto puede provocar hipertermia y, en consecuencia, insolación.

Los síntomas del golpe de calor incluyen jadeo excesivo, dificultad para respirar, respiración ruidosa, encías de color rojo brillante y saliva pegajosa. A medida que avanza el golpe de calor, las encías se pondrán pálidas, caminar puede ser difícil con una marcha tambaleante, la temperatura corporal será alta y el perro puede desarrollar diarrea con sangre y eventualmente sucumbir si no es tratado a tiempo.

2. Evite el sobreesfuerzo

Los perros se divierten en la playa, y sus actividades favoritas incluyen correr de un lado a otro y / o ir a nadar. Sin embargo, estas actividades pueden causar un golpe de calor si no descansan. La mayoría de los perros, cuando están cansados, se retiran a un área sombreada para refrescarse. Pero, los perros que son hiperactivos pueden no escuchar su necesidad de retirarse porque tienen demasiada energía acumulada. Si su perro está exagerando, permita que se relaje por un tiempo en un área sombreada. Recuerde que los perros pueden sobrecalentarse incluso cuando están en el agua, especialmente cuando las temperaturas del agua superan los 75 grados Fahrenheit.

3. Proporcionar hidratación

La mejor manera de prevenir el golpe de calor es mantener a su perro en un área sombreada con mucha agua. Trae una botella de agua congelada y dale a tu perro sorbos frecuentes, si es posible. Un consejo rápido para ver si su perro está hidratado es levantar la piel. Un perro bien hidratado tiene una piel elástica y rápidamente volverá a su lugar cuando lo levante.

4. Prevenir las quemaduras solares

Los perros con hocico blanco, orejas blancas y / o son completamente blancos o tienen pelaje muy claro tienen una mayor tendencia a desarrollar quemaduras solares. Evite usar lociones bronceadoras humanas porque contienen productos químicos que pueden ser tóxicos si se lame. Si tiene un perro blanco, manténgalo a la sombra o use una loción solar aprobada por un veterinario.

5. Esté atento a la arena en los ojos

A los perros les encanta rodar en la arena, por lo que es fácil que los gránulos de arena entren en sus ojos y causen dolor, llanto y enrojecimiento. Si esto sucede, enjuague el ojo con un poco de agua (no agua salada, por supuesto). Si los problemas continúan, el veterinario debe ver el ojo porque existe la posibilidad de que la arena haya raspado la superficie de la córnea y causado una úlcera corneal.

6. Esté atento a la arena caliente

La arena puede estar muy caliente durante las abrasadoras horas de la tarde. Las sensibles almohadillas de las patas de tu perro podrían quemarse fácilmente. Si hay un tramo de asfalto desde el automóvil hasta la playa, intente llevar a su perro, si es posible.

7. No dejes que coman arena

A algunos perros les gusta comer arena en la playa. Esto puede causar malestar estomacal porque la arena es irritante para el estómago. Cuando se ingiere mucha arena, puede causar impactación intestinal grave.

8. No dejes que coman conchas / estrellas de mar / piedras

Comer estas cosas en trozos grandes o tragarlos enteros puede provocar asfixia y bloqueos intestinales. También pueden causar lesiones a medida que pasan a través del sistema gastrointestinal. Vigile a su cachorro y también esté atento a cosas como anzuelos, algas, gaviotas muertas o similares.

9. No dejes que tomen agua salada

Beber mucha agua salada puede causar enfermedades por dos razones:

  1. El agua del océano contiene bacterias.
  2. El alto contenido de sal puede desequilibrar los electrolitos del perro y causar náuseas y vómitos.

En algunos casos, cuando se consume demasiada agua, los niveles de sodio del perro pueden aumentar. Esto causa deshidratación severa e incluso la muerte. Demasiada agua salada también puede provocar un caso de diarrea en la playa.

10. Prevenir el ahogamiento

Los perros pueden ser grandes nadadores, pero la domesticación ha debilitado algunas de esas habilidades. Cada año, hay informes de ahogamiento de perros, por lo que es mejor mantener a los perros cerca de la orilla y no permitir que se adentren demasiado.

Conclusión

Como puede ver, los peligros acechan incluso en los lugares más inesperados, pero aún puede disfrutar de la playa si toma precauciones. ¡Vigile de cerca a su perro, manténgalo fresco, dele mucha agua embotellada y diviértase!

Etiquetas:  Reptiles y anfibios Gatos Caballos