El ciclo de calor de Chihuahua: consideraciones y riesgos de cría

Si bien es generalmente fácil determinar cuándo un perro promedio está en celo, los propietarios de Chihuahua pueden enfrentar algunos desafíos adicionales debido a la limpieza casi obsesiva de esta raza. Esto significa que algunos dueños de perros de Chihuahua en realidad pueden perderse el primer ciclo de calor de su Chihuahua simplemente porque los chihuahuas están muy limpios y lamen cualquier prueba de calor, explica Caroline Coile, autora de The Chihuahua Handbook .

¿Pero cuándo los chihuahuas entran en celo exactamente? El tiempo que pasan al calor realmente varía de un Chihuahua a otro. Sin embargo, lo más probable es que el primer calor ocurra en cualquier momento entre la edad de seis y ocho meses en promedio. Siempre hay excepciones, y un Chihuahua que entra en celo a los cinco meses o al año no es inaudito. Sin embargo, ser una raza pequeña hace que los chihuahuas entren en celo mucho antes en comparación con razas de perros mucho más grandes.

Señales de que su chihuahua está en celo

Ahora que sabe cuándo los chihuahuas se calientan, es posible que se pregunte cómo reconocer los signos que lo sugieren. La duración del ciclo de calor de Chihuahua promedia los 21 días e incluye el proestro, el estro y el diestro. El anestro es básicamente un período de descanso mayormente inactivo. El ciclo se puede dividir en cuatro etapas precisas, cada una equipada con características distintas que se enumeran a continuación.

Proestro

Esta fase dura entre cuatro y nueve días. Durante este tiempo, los tejidos reproductivos de su Chihuahua pueden parecer más hinchados de lo normal. El signo más evidente es el sangrado vaginal, sin embargo, como se mencionó anteriormente, apenas puede notarlo si posee un Chihuahua demasiado limpio que eliminará cualquier evidencia. Los perros machos estarán bastante interesados ​​en su Chihuahua, pero todavía no les permitirá aparearse.

Estro

Esta fase dura entre cuatro y trece días. La descarga sangrienta observada en la etapa anterior se desvanecerá y será reemplazada por una descarga de color rosa o pajizo. Durante esta fase, su Chihuahua está oficialmente en `` calor constante '', lo que significa que se quedará quieto con la cola hacia un lado, permitiendo que el macho se monte. Esta es la fase cuando ella está en la cima de su fertilidad.

Diestro

También conocida como metestro, esta fase básicamente concluye la parte activa del ciclo de calor y dura de 60 a 90 días. Su Chihuahua ya no estará interesado en los machos, incluso si algunos machos aún pueden quedarse. Si su Chihuahua está embarazada, esta fase dura hasta el nacimiento de los cachorros, aproximadamente 63 días después. Si su Chihuahua no está embarazada, el diestro puede durar de dos a tres meses, y durante este tiempo los perros pueden experimentar un embarazo falso.

Anestro

El anestro es simplemente la fase durante la cual los órganos reproductivos descansan. Suele durar entre dos y tres meses. Si bien esto suena como un tiempo inactivo de silencio, en realidad, las glándulas pituitarias y los ovarios de su Chihuahua se están preparando para la próxima fase proestral, varios meses antes. Tenga en cuenta que los chihuahuas generalmente se calientan una vez cada cinco u ocho meses, por lo que esto significa que su Chihuahua probablemente se calentará dos veces al año.

Aprender cuándo los chihuahuas entran en celo es fundamental para cualquier dueño de perro promedio o posible criador. Si usted es dueño de un perro, debe asegurar a su Chihuahua y mantenerlo alejado de los machos intactos. Si planea criar a su Chihuahua, debe determinar el mejor momento para reproducirse para aumentar las posibilidades de embarazo. Sin embargo, es imperativo investigar y aprender a ser un criador de Chihuahua de buena reputación después de leer las consideraciones importantes relacionadas con la cría de chihuahuas.

Cómo cuidar a un chihuahua en celo

Al reconocer los signos de calor, debe hacer todo lo posible para proteger a su Chihuahua de la atención de los machos si no está planeando reproducirse. Si todavía tiene dificultades para descifrar los posibles signos de calor, tenga la seguridad de que el comportamiento de los perros machos intactos se lo informará. No se sorprenda si los perros machos aparecerán en su puerta. Según el American Kennel Club, ¡un perro macho es capaz de detectar el olor de un perro en celo hasta a cinco millas de distancia!

Como dueño responsable de un perro, debe hacer todo lo posible para mantener a su Chihuahua alejado de los machos. Evita el parque para perros y, si debes sacarla, tenla atada en todo momento. Nunca subestimes la persistencia y determinación de los perros machos intactos. Pueden ser bastante creativos y usar una planificación astuta para cavar debajo o incluso trepar una cerca para llegar a ella. Además, vigile la puerta: aunque escapar nunca ha cruzado la mente de su Chihuahua, cuando está en celo, el roaming es más que una mera posibilidad.

Evitar que su Chihuahua orine por todo el lugar también mantendrá a raya a los machos, ya que las hembras orinan con bastante frecuencia durante su ciclo de calor simplemente para dejar "tarjetas de visita" que denotan su disponibilidad. La micción no puede aislarse en el interior; de hecho, algunas perras no tendrán problemas para orinar en el hogar. Y en caso de que se pregunte cómo proteger sus muebles y alfombras de esa descarga sangrienta, puede invertir en un par de calzones, bragas especiales para perros en celo.

Si todo lo anterior suena como demasiado trabajo, considere esterilizar a su Chihuahua. La esterilización es beneficiosa desde el punto de vista médico y de comportamiento para su perro de muchas maneras, y resolverá el problema de los cachorros no deseados, reduciendo la enorme carga de la sobrepoblación de mascotas. La ASPCA afirma que millones de perros y gatos sanos mueren cada año en los Estados Unidos solo porque no hay suficientes hogares para ellos.

Consejos y factores de riesgo de la cría de chihuahuas

¿Cuándo entran en calor los chihuahuas? La respuesta a esta pregunta es particularmente importante si planea criar a su Chihuahua, por lo tanto, debe hacer bien su tarea para aumentar las posibilidades de que quede embarazada. Ya sea que esté planeando criarla de forma natural o recurrir a la inseminación artificial, debe descubrir los días en que es más fértil.

En las crías naturales, los perros machos simplemente saben cuándo es el momento adecuado, y las hembras los defenderán. En general, esto ocurre entre el octavo y el décimo quinto día de recuento de calor desde el día en que su Chihuahua comenzó a sangrar, explica la veterinaria Margareth V. Root Kustritz de la Universidad de Minnesota. Realmente no hay garantías de que el apareamiento en estos días resulte en cachorros. Sin embargo, los criadores han descubierto que permitir la reproducción cada dos días a partir del séptimo día de calentamiento hasta que la hembra lo permita, aumenta las posibilidades de éxito.

Si está inseminando artificialmente y necesita descubrir los días más fértiles, su veterinario puede ayudarlo evaluando las células recolectadas de un hisopo vaginal o midiendo los niveles de progesterona en la sangre. Idealmente, la inseminación artificial debe realizarse dos, dos y cuatro días después de la ovulación, explica Margareth V. Root Kustritz.

Independientemente de cómo pretendes aparear a tu perro, la cría es una elección seria, especialmente cuando se trata de una raza como Chihuahua que tiene un embarazo mucho más arriesgado en comparación con otras razas más grandes, explica Marli Medinnus, un criador profesional de AKC Longcoat Chihuahuas en San José, California.

Los chihuahuas nunca deben ser criados en su primer celo. Son demasiado jóvenes y dar a luz puede provocar complicaciones. Deben ser criados por primera vez durante su segundo o tercer celo, y antes de cumplir tres años. Su Chihuahua también debe tener la conformación correcta con un área pélvica amplia y una buena posición para aumentar las posibilidades de transportar y entregar a los cachorros de manera segura.

La cría es algo que requiere mucha experiencia con una buena cantidad de conocimiento sobre genética y objetivos finales para mejorar la raza en mente. Los costos también deben evaluarse, ya que los chihuahuas son propensos a requerir cesáreas, sin mencionar los gastos asociados con la prueba del ganado reproductor para detectar defectos hereditarios y enfermedades genéticas.

Las vacunas, radiografías, vacunas para cachorros y otros tratamientos médicos inesperados son más gastos que deben agregarse a la lista. Pero hay mucho más que eso. Si esto parece mucho trabajo, su mejor opción es esterilizar a su Chihuahua y permitirle vivir su vida al máximo, ya que la cría también puede acortar considerablemente su esperanza de vida.

Etiquetas:  Caballos Perros Mascotas exoticas